Este es un sitio de Branded Content, creado por Studio DF, área de generación de contenido de Diario Financiero.

Dimacofi se transforma en una empresa de soluciones digitales de la mano de un exMicrosoft

Firma ha contratado a ejecutivos que se desempeñaron en compañías tecnológicas para acelerar su transformación y crearon área de innovación para el desarrollo de productos.

En seis años Dimacofi, firma ligada a la familia Kantor y conocida históricamente por suministrar insumos para la oficina, cumplirá 100 años de operación en el mercado nacional. Y si en sus inicios se enfocó en la importación de máquinas de escribir, fotocopiadoras, impresoras, fax y equipos de gran formato, ahora la firma busca reinventarse hacia soluciones para la transformación del trabajo en la era digital.

Así lo detalla Carlos Díaz, gerente general de la empresa y quien llegó hace ocho meses a Dimacofi luego de una trayectoria en la industria del software y tecnología en multinacionales como Microsoft, IBM, NCR y Unisys.

Detalla que si bien la compañía partió su operación ligada al mundo físico, en la actualidad cambiaron su propuesta de valor buscando conectar a este canal con el digital. Esto, en medio de la explosión del comercio electrónico tras los efectos de la pandemia, ya que “el volumen de impresión que había en el mercado bajó dramáticamente, y eso nos dio el espacio para transformarnos”.

Ejes del plan

Con este telón de fondo, Dimacofi centró su transformación en tres pilares. El primero corresponde a maximizar las capacidades existentes en el modo en que prestan servicios a sus 4.500 clientes.

Para ello, hace seis meses implementaron una herramienta con la que buscan llegar con más rapidez a los clientes. “Por ejemplo, si se echa a perder un equipo nuestro en minutos un técnico, a través de una llamada, podrá mostrar lo que está pasando en el equipo defectuoso, se puede guiar con diagramas y dibujos que hace a través del celular en línea. Con eso podemos resolver aproximadamente el 60% a 70% de todos los problemas con esa herramienta”, detalla.

Otro de los ejes es la inteligencia artificial y unos de los pasos que están dando en esta materia es la fórmula para predecir en qué momento una máquina, por ejemplo, puede dejar de funcionar. “Hemos hecho suficientes pruebas para saber que eso va a suceder”, dice Díaz.

En paralelo, detalla que ingresaron al negocio de Devices as a Service (Dispositivos como Servicio, o DaaS, por su sigla en inglés). Así, además de entregar servicios de impresión a las empresas, ahora lo hacen con equipos de cómputo: “En 60 días desarrollamos un nuevo negocio”.

La tercera parte de su estrategia consiste en securitizar toda su red, para poder hacer transacciones de manera segura.

“Las empresas hemos estado todas embarcadas en el tema de transformación digital. Nosotros partimos con las impresoras, fuimos por los computadores y ahora vamos porque cualquier cosa que se conecte a una red para llevar datos hacia la nube, vamos a buscar darle servicios y soporte. Si las cosas salen bien, en 24 meses vamos a estar dando soporte a elementos industriales que es un objetivo que tenemos”, indica Díaz sobre los próximos planes de la empresa.

Con este escenario, el ejecutivo adelanta que Dimacofi está apostando por la impresión 3D en metal para la minería, un proyecto que están mirando a futuro pero que ya comenzaron a trabajar mediante de los primeros ensayos en conjunto con clientes.

Claves en innovación

La compañía está realizando todas estas acciones a través de su área de innovación que se formó en paralelo a la llegada de Díaz. Según detalla, en esa división se desempeñan 16 personas enfocadas en el diseño y desarrollo de nuevos productos, procesos que están siendo liderados por Rodrigo Fredes, un exejecutivo de Microsoft.

En esta misma área, también están trabajando en un proyecto para medir la felicidad de los adultos mayores a través de sensores que miden la temperatura, ritmo cardíaco y que pueden predecir cómo se sienten.

Otras iniciativas apuntan a las áreas de las firmas electrónicas y de las aulas digitales e híbridas, la cual desarrollaron en la época de pandemia y que hoy entrega soluciones digitales que no requieren una pantalla. “Ponemos un scanner de pizarra que convierte todo lo que está escrito y dibujado en la pizarra en un PDF y eso le queda a todos los alumnos”, explica sobre este proyecto que también desarrollaron para las empresas.

“Vamos a ir sacando cada trimestre un servicio nuevo”, puntualiza el gerente general de Dimacofi.

Share This